Como tomar quemadores de grasa

Cómo y cuándo tomar quemadores de grasa

La mayoría de los quemadores de grasa funcionan gracias a la termogénesis, la cual es la capacidad de crear calor dentro del organismo por medio de procesos metabólicos. La termogénesis ayuda a nuestro cuerpo a usar las reservas de grasas que tenemos acumuladas como energía, logrando perder de manera rápida y eficiente los kilos de más que tanto nos desagradan.

Cuando tomamos quemadores de grasa, normalmente lo que estamos haciendo es aumentar la temperatura de nuestro cuerpo para potenciar la termogénesis. Sin embargo, existen distintos tipos de quemadores de grasa; cada uno con características y necesidades diferentes. En el caso de los quemadores de grasa keto, para verdaderamente lograr los resultados que estamos esperando, es necesario seguir una dieta cetogénica (baja en carbohidratos y azúcares), ya que están diseñados especialmente para esto. 

Tips para hacer que tu quemador realmente funcione:

Lleva una dieta cetogénica: 

En el caso de los quemadores de grasa “keto”, es importante que lleves una dieta cetogénica. Esto significa que procures consumir la menor cantidad de carbohidratos posibles. Puedes aprender sobre qué alimentos comer (y cuáles evitar) en nuestro artículo “sdads”. Si estás tomando quemadores de grasa que no son keto, este consejo también te será de mucha ayuda ya que mientras menos carbohidratos consumas menos azúcares tendrá el cuerpo para usar como energía y quemaremos más rápido las reservas de grasas.

Ponte en movimiento:

Como ya debes saber: los quemadores de grasa no son productos mágicos (y el que te diga lo contrario está mintiendo). Para realmente ver los beneficios de tu quemador de grasa es importante que acompañes su uso con una alimentación sana y balanceada y el hábito de hacer ejercicio. 

No es necesario que hagas un deporte o ejercicio en particular, lo importante es que mantengas tu cuerpo en movimiento y evites el sedentarismo. Puedes hacer el ejercicio con el que más te sientas cómodo o el que más disfrutes hacer, aquí lo realmente importante es que te diviertas así que llegó la hora de ponerse en movimiento y empezar a correr, entrenar, nadar ¡o lo que te haga más feliz! 

Elige el quemador que se adapte a tus necesidades

Existen muchos tipos de quemadores de grasa. Si bien a nosotros nos gustan los quemadores keto, puedes buscar en el mercado el que mejor se adapte a tus necesidades y estilo de vida. Lo que sí te recomendamos es que, indistintamente de cuál elijas, lo consultes previamente con un especialista y que recuerdes que debes acompañarlo siempre de una buena hidratación, alimentación y rutina de ejercicio. 

Tomar quemadores de grasa sin supervisión, puede llegar a ocasionar efectos secundarios en tu cuerpo y salud. 

Escoge el mejor momento para tomarlos

Obviamente si se acercan las Fiestas Patrias o la Navidad no vamos a empezar a tomar quemadores de grasa, porque sabemos que lo más probable es que abusemos un poco flexibilizando nuestra dieta. Además de elegir el momento ideal durante el año, también es importante que sepamos en qué momento del día tomarlo. 

Especialistas recomiendan que hay dos momentos ideales para tomar tus quemadores, dependiendo de tus objetivos: 

  1. Para tomar ventaja de las propiedades de supresión de apetito de tu quemador de grasa lo ideal es tomarlo 30 minutos antes del desayuno y el almuerzo. 
  2. Si trabajas por la noche, o prefieres un producto libre de estimulantes, toma tu quemador 30 minutos antes de la cena. 

En el último punto es realmente importante que tengas cuidado de no tomar el quemador de grasa antes de 6 horas previo a dormir. 

Hidrátate

Como ya vimos, los quemadores de grasa aumentan tu metabolismo y el calor corporal, provocando que sudes un poco más de lo habitual. Además, ingredientes como la cafeína o el té verde tienen un efecto diurético. Para evitar deshidratarse y disminuir el metabolismo, es importante que tomes mucha agua. 

Para mantenerte hidratado, aumentar tu metabolismo y apoyar a la pérdida de grasa, se recomienda tomar al menos unos 3 litros de agua al día. Y lo ideal es que tomes tu quemador con por lo menos 1 taza (250 ml) de agua. 

Descansa y duerme bien

Dormir es clave para una buena salud. Sin el descanso adecuado no podremos alcanzar las metas que buscamos, y nuestro cuerpo no reaccionará igual. Muchas personas toman quemadores de grasa para obtener una dosis extra de energía gracias a la cafeína, pero se olvidan de que este no es el objetivo de los quemadores, y que todos debemos obtener nuestra energía diaria gracias a un buen descanso.

Cuando no dormimos lo suficiente nuestro cuerpo aumenta los niveles de cortisol en sangre y disminuye la testosterona, lo que ocasiona que no aumentemos músculo o perdamos grasa como estamos esperando. Además, el sueño es necesario para la recuperación y el equilibrio hormonal.